¿Es recomendable realizarse una reducción de estómago en verano?

reducción de estómago verano

¿Estás dándole vueltas a la idea de realizarte una reducción de estómago sin cirugía o método POSE pero te preocupa que el verano no sea la época ideal? No temas.

Como sabrás el Método Pose es un procedimiento mediante el que se reduce la capacidad del estómago sin necesidad de recurrir a la cirugía, es una gran alternativa a otros tipos de cirugía bariátrica.

El procedimiento del método POSE es bastante más sencillo que el de otras técnicas de reducción de estómago puesto que al no ser un procedimiento quirúrgico no es necesario realizar incisiones o vías de acceso ya que se realiza mediante endoscopia por vía oral. Posteriormente se realizan varios pliegues en zonas estratégicas del estómago para reducir el tamaño, la capacidad de absorber grasas y nutrientes y reducir, en gran medida la sensación de hambre ya que se reduce el fundus gástrico que es donde se segrega la grelina, la hormona encargada de producir sensación de hambre.

Al no ser una cirugía como tal, el postoperatorio, aunque pueda generar algunas molestias es muy breve y menos incómodo que el de las demás cirugías bariátricas. En cuánto al verano, ¿supondrá un inconveniente esta época para poder realizarte un Método POSE? Para nada.

Beneficios de realizarte el Método POSE en verano

Hay varias razones para atrevernos a afirmar que el verano es una época genial para realizarte una reducción de estómago o Método POSE:

  1. En verano solemos tener más tiempo libre por las vacaciones, jornadas reducidas y demás por lo que podrás aprovechar para descansar durante el postoperatorio. Además, te permitirá planificarte, pensar en platos nutritivos y sanos y podrás aprovechar para realizar deporte para maximizar los resultados.
  2. La alimentación mejora ya que optamos más por la fruta y verduras frescas en ensalada. Tener una alimentación saludable y equilibrada es fundamental para lograr unos resultados permanentes. El Método POSE no es una herramienta milagrosa para perder peso, el paciente debe comprometerse a adquirir un grado elevado de responsabilidad con la dieta y el ejercicio, de esta forma se crea un hábito y evitamos el tan temido efecto rebote.
  3. Tu cuerpo te pide hidratarte en verano, esto te vendrá genial ya que durante las primeras semanas tu dieta será a base de líquidos mientras el estómago se va acostumbrando a su nueva condición. Aprovecha para hacerte licuados refrescantes de frutas, cremas frías e infusiones frescas.
  4. Tu autoestima subirá, te irás viendo mejor, incluso en el primer mes ya que se comienza a perder peso desde el día siguiente a la reducción de estómago, te sentirás bien y te apetecerá aprovechar mucho más el verano.

 

Piensa que, además, si tienes vacaciones en verano te evitarás tener que pedir el día en el trabajo o tener que dar explicaciones, al final es tu salud, tu vida y tu decisión.

 

Como ves, realizarse una reducción de estómago sin cirugía o un Método Pose en verano es una gran idea y sobre todo una gran oportunidad para dar el paso definitivo hacia una nueva vida más saludable y completa.

Puedes aprovechar las ofertas especiales y promociones de las mejores clínicas de reducción de estómago y tratamientos de obesidad de España como Clínicas Dorsia.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *