Reducción de estómago sin cirugía

La reducción de estómago sin cirugía es la técnica más solicitada por conllevar riesgos mínimos y por la ausencia de incisiones y cicatrices

reduccion de estomago sin cirugia

Los malos hábitos alimentarios son una de las causas detonantes del exceso de peso – excepto en los casos en que la causa es una enfermedad – que, acompañados de una vida sedentaria, pueden conducir a la persona al sobrepeso y  a la obesidad. La fórmula sería, a mayor cantidad calórica ingerida y menor gasto calórico, mayor será el peso de la persona. Hace falta, en estos casos, un cambio de mentalidad que conduzca al sujeto hacia unos hábitos alimentarios saludables, así como a la introducción de una práctica deportiva o una mayor actividad física en su rutina. Pero, una vez que el exceso de peso ya supone un riesgo considerable para la salud de una persona, llevar a cabo estos cambios en su modo de vida puede suponer una odisea, casi imposible. En estos casos conviene plantearse la conveniencia de recurrir a técnicas quirúrgicas para reducir el tamaño del estómago y disminuir la cantidad calórica ingerida. Hoy en día, el método más solicitado es la reducción de estómago sin cirugía.

La reducción de estómago sin cirugía a través del Método POSE

Al disminuir el tamaño del estómago se consigue ingerir una menor cantidad de alimentos aumentando a su vez la sensación de saciedad. Una de las técnicas de reducción de estómago sin cirugía más solicitada es el Método POSE. Mediante endoscopia y por vía oral – sin abrir ninguna vía de acceso – los cirujanos reducen el tamaño del estómago, realizando pliegues en la parte superior del estómago y en la parte inferior y suturando por vía endoscópica, para reducir el estómago en un 20-25%. Las plicaturas en la parte superior, denominado fundus gástrico, limitan la zona de almacenamiento de los alimentos, y los pliegues en la parte inferior (antro pilórico) modifican la capacidad para ralentizar el vaciado gástrico. Así el paciente se siente saciado ingiriendo una menor cantidad de alimentos.

reduccion de estomago sin cirugia

Al  no tratarse de una cirugía, el procedimiento es rápido – no lleva más de 45 minutos- y el ingreso del paciente suele ser de tipo ambulatorio. Se minimizan las infecciones que podría provocar la cirugía, y los riesgos quirúrgicos se minimizan. Además el postoperatorio es más rápido, pudiendo retomar la vida laboral en un par de días tras la intervención.

La reducción de estómago sin cirugía es una intervención mínimamente invasiva que va siempre acompañada de una reeducación alimentaria mediante un programa de seguimiento ofrecido por el equipo médico encargado en cada caso. De esta manera se pretende conseguir los mejores resultados y evitar recuperar los kilos perdidos (comúnmente conocido como efecto rebote).