Operación de reducción de estómago 

operacion de reduccion de estomago

La operación de reducción de estómago como tratamiento del sobrepeso y la obesidad

En el momento en que una persona decide realizarse una operación de reducción de estómago, ésta tiene a su elección distintas cirugías bariátricas, entre las que destacan las mínimamente invasivas realizadas a través de laparoscopia (manga gástrica) o las no invasivas llevadas a cabo mediante endoscopia (balón gástrico o método POSE).

Estos dos tipos de operación de reducción de estómago tienen múltiples ventajas frente a la cirugía bariátrica convencional:

  • La intervención está libre de incisiones y cicatrices externas
  • El proceso de recuperación es rápido, pudiendo el paciente reincorporarse a la vida laboral a las 48 horas de la intervención.
  • Al tratarse de una operación de reducción de estómago no invasiva (o al ser mínimamente invasiva), los riesgos de infección y de complicaciones propios de un tratamiento quirúrgico son mínimos.

El Método POSE es un procedimiento endoscópico mediante el cual – vía oral y sin necesidad de abrir ninguna vía de acceso – se realizan pliegues en zonas específicas del estómago para reducir su capacidad. El balón gástrico es otra operación de reducción de estómago llevada a cabo por endoscopia que consiste en la introducción de una esfera de silicona en el estómago, ocupando un 50% de su capacidad. Con ambos tratamientos se consigue reducir el tamaño estomacal para disminuir el apetito y prolongar la sensación de saciedad. Por otra parte, y dentro de las técnicas realizadas por laparoscopia, se encuentra la manga gástrica. Mediante este tratamiento poco invasivo, se reduce el estómago en un 80% al modificarse el tamaño del estómago dejando la forma de un tubo o una manga.

Endoscopia

La endoscopia  es una técnica que permite explorar el interior del cuerpo humano a través de un endoscopio, es decir, una sonda con una cámara de vídeo y una luz para que el cirujano pueda observar con detalle la zona. En la cirugía bariátrica, el endoscopio se introduce vía oral para permitir la exploración de la zona abdominal a través de un monitor y proceder con la reducción de estómago. Se trata de una técnica poco agresiva, en la que no se realizan incisiones, por lo que conlleva una recuperación por parte del paciente rápida y prácticamente indolora.

Laparoscopia

La técnica de laparoscopia en la cirugía bariátrica consiste en la realización de pequeñas incisiones en  el abdomen, donde se colocan una videocámara y los instrumentos quirúrgicos necesarios para llevar a cabo la intervención. El laparoscopio se refiere al instrumento óptico mediante el cual los cirujanos pueden examinar y controlar la operación de reducción de estómago.

Ambas técnicas – laparoscópica y endoscópica- son realizadas por un equipo médico especializado formado por cirujanos, anestesistas y enfermeros. Tras la intervención, el paciente recibirá ayuda de un equipo de nutricionistas y psicólogos para lograr los mejores resultados posibles.