Especialistas en Reducción de Estómago

especialistas en reduccion de estomago

Según el perfil de cada paciente, los especialistas en reducción de estómago aconsejarán una intervención quirúrgica u otra. La elección depende de múltiples factores: el grado de sobrepeso u obesidad, la actitud del paciente –niveles de ansiedad, concienciación para cambiar de  hábitos-, qué tratamientos se ha realizado anteriormente, etc. Por ello el equipo especialista evalúa al paciente mediante pruebas y entrevistas para asignarle el tratamiento que más se adapte a su perfil y que así aumenten las probabilidades de éxito.

Médicos, cirujanos, anestesistas, nutricionistas y psicólogos son los especialistas en reducción de estómago que acompañan al paciente en su cambio hacia una vida saludable:

  1. Equipo médico. Evalúa el estado del paciente antes de indicarle qué tratamiento es el idóneo para su caso. Para ello realiza una historia clínica del paciente donde aparecen sus datos morfológicos, las causas de sobrepeso, si hubieran antecedentes familiares, etc. Además, los médicos especialistas en reducción de estómago realizan al paciente pruebas médicas de laboratorio: pruebas de coagulación, ionograma, función tiroidea, electrocardiograma, etc. A la operación asistirán cirujanos, anestesistas y enfermeros que, en conjunto, procederán a la reducción de estómago del paciente mediante la técnica elegida.
  2. Equipo psicológico. Los psicólogos evalúan al paciente para buscar indicios de trastornos alimenticios y analizar los niveles de ansiedad. Los psicólogos especialistas en reducción de estómago realizan evaluaciones tanto antes del tratamiento como después, durante el programa de seguimiento, para ayudarle en el camino hacia el nuevo estilo de vida saludable.
  3. Nutricionistas. Este equipo prepara una dieta para el paciente previa y posterior a la operación. La dieta de la semana de antes y después de la intervención estará compuesta únicamente por alimentos líquidos (sopas, caldos, zumos). Durante el seguimiento del paciente (un año), la dieta, que empieza siendo líquida, incluirá poco a poco alimentos semisólidos hasta que pueda empezar una dieta sólida. La reeducación alimentaria por parte de los nutricionistas especialistas en reducción de estómago será crucial para garantizar el éxito en los tratamientos, logrando perder el máximo exceso de peso posible y evitando caer en el efecto rebote.